fbpx

La Presión por Tener Buenas Notas

Querida Niki:

Sé que estás agotada, que la presión por tener un niño con “buenas notas” te agobia, sobretodo porque ves el potencial de tu hijo y tienes toda la intención de que la aproveche y enseñarle ese mundo que tu tanto amas.

De todos tus títulos, el de mamá es el que único que salva. Recuerda que le entregaste tu hijo a Dios y sus notas, son lo de menos. Interpreta esta parte bien, no quiere decir que lo vas a dejar “fracasar”, quiere decir que vas a celebrar los otros tipos de inteligencias que tu hijo tiene y no lo vas a crucificar por no entrar en el patrón que el mundo exige.  José Alberto brilla, es chispa e ilumina el lugar donde quiera que va. Sabes que le irá bien en la vida, pero no olvides lo que en tu experiencia has aprendido, más que las calificaciones, va a necesitar:

  • Carisma
  • Ser curioso
  • Ser proactivo
  • Tener buenas relaciones interpersonales
  • Saberse comunicar y llegarle a la gente
  • Ser sincero
  • Tener fe

Y mi reina, tu hijo las tiene todas…bueno también agregaría buena ortografía, pero sigue batallando si no llega a amarla como tú por lo menos se defenderá y buscará en google las cosas antes de cometer una burrada. Tu hijo te refleja, pero no es necesariamente tu igual, tiene su espacio, sus gustos, sus propias pasiones. Defiende su individualidad y ayúdalo a buscar esa pasión que ahora tantos pagamos para que un coach de vida nos enseñe. ¿No era mejor saberlo desde el colegio? ¿Y así ahorrarnos un par de títulos y tiempo? Claro, ese aprendizaje que se construye siempre es bueno, una base perfecta en mi caso, pero como has visto en el caso de muchos emprendedores, hay mucho sufrimiento por querer ser lo que sus padres deseaban, por tener carreras que generaran dinero, más no pasiones que generaran felicidad. ¿De la felicidad no se vive? No hay de que preocuparse mientras tenga fe, si las aves comen todos los días, a tu hijo no le faltará el pan porque quiera ser dibujante o artista y menos si desea ser youtuber y te tiene a ti como apoyo.

No te preocupes porque el mundo que se está cocinando para tu hijo y tus nietos, es “lo mismo” que ha pasado con las generaciones anteriores. Sobrevive quien se adapta. El mundo digital no es malo, es un medio para comunicar; que tu hijo siempre tenga cosas positivas para comunicar de si mismo, de los demás, de Dios; aunque nadie lo crea.

Me despido querida Niki diciendo: “Tú puedes” Solo ten fe.

La Presión por Tener Buenas Notas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *