fbpx

Entrenamiento en Apuros

Así como se acerca el fin del año escolar, aún suceden cambios. Algunos buenos, algunos malos. De esos que te cambian tu rutina y te cuesta regresar al ritmo, a tu plan.  Yo hablo mucho de planes, es mi don y mi gran defecto, es mi batalla eterna con Dios.

Inició mi día con la noticia de que el colegial de José Alberto vendría 10 min más temprano, resulta que para el 3er día ya se habían convertido en 20 minutos más temprano. En una semana en la que no estaba entrenando fuerte, pero iba sola cerca de mi trabajo.

¡Con cólico, dolor de cabeza, muchos pendientes, entrenamientos para mejorar el blog y zaz!! No me levanto para el Run Club pero veo la hora y digo, vamos a Ciudad del Saber. ¡En el camino comienza a llover y digo nooo! ¡Pero si ya estoy vestida!  ¡A medida que manejo aumenta el cólico y digo no puede ser, yo tengo que ir hoy! ¡Llego, corro y aun con nubes de lluvia fue genial!

Los horarios cambian, los compromisos también. El pavimento te va a esperar siempre. Entrenar es una decisión, que a veces se adormece por la falta de constancia, la falta de motivación. El sueño y las otras prioridades siempre le van a competir. Si te caes, te levantas, siempre puedes regresar y aunque el cuerpo te lo puede reclamar, regresar da una satisfacción inexplicable. Así que levántate, regresa, que esos kilómetros solo podrán hacerte más feliz. Y no lo olvides, correr acompañada, te llevará lejos.

 

Felices kilometros chicas!

 

Con cariño,

Niki

Entrenamiento en Apuros

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *