fbpx

Anoche aprendí…

Querida Niki:

Ayer me regalé la experiencia de ir a un Aftertalks. Evento en horario “after office”, en el que se conversa en un tema específico, en esta ocasión el tema era salud mental y amor propio. Pude ir con mi amiga Johana Soto del blog Una Madre Rebelde.  El invitado especial fue Alvaro Gómez Prado, psicólogo clínico y psicoterapeuta, al cual tengo un tiempo siguiendo y admiro.  Ayer finalmente entendí parte de la historia que me llevó a ser mamá, así como de la historia que me llevó a estudiar Disciplina Positiva y prepararme para ser una mejor mamá.

Se habla mucho de salud mental en estos días, pero aún se confunden muchas cosas, inclusive yo me debatía muchos días en cómo por contar mis experiencias no le piso los talones a algún profesional. Por ejemplo, la Disciplina Positiva y el coaching, son herramientas, metodologías, más no son sustitutos para curar una enfermedad o patología mental. Yo en lo personal, me formé en Disciplina Positiva y estoy estudiando para coach familiar porque estoy convencida de que como adulto soy responsable de mis acciones y que la crianza que recibí no es suficiente para el reto que hoy tengo como madre. Hace poco leí, que los niños no son máquinas, ni juguetes, no necesitan instrucciones sino presencia; luego de eso un gran vacío me embargó al sentirme en un mundo en el que el estilo de vida no nos permite estar presentes. Yo personalmente paso largas jornadas fuera de casa buscando el balance entre el trabajo, mis sueños y la transformación de mi emprendimiento a un negocio formal.  Entonces, si ya no vivimos como antes, ¿Por qué voy a criar como se criaba antes?

Si pudiera resumir toda la experiencia de anoche, diría que está en la frase fue la que me hizo sentir ¡Eureka! “El vínculo sano lo cura todo y lo previene todo”. Entonces pienso, la disciplina positiva, la crianza consciente y respetuosa están para hacerte la vida difícil sino para colaborar como herramienta a prevenir la pila de heridas emocionales con las que crecimos como niños y mejor aún, evitar que causemos otras. Vivimos, pero no estamos presentes, todo el día estamos distraídos, no priorizamos, nos encerramos en nosotros mismos con frecuencia. ¿Qué ha causado esto? Podemos culpar a la tecnología, pero otra frase que me impactó de ayer fue “La gente no hace nada que no necesite hacer”, necesitamos neutralizar, mitigar, canalizar ese dolor que no reconocemos, pero nos abruma y la tecnología nos permite esto si abusamos de ella.  Hay tanto ruido en el día a día, tanta presión que no podemos ver lo profundo de estar presentes, la diferencia entre un padre que valida y abraza, a uno que grita y golpea. De pequeños nuestros padres validan nuestros sentimientos, y nos guían, tengo esta teoría de que el abandono que sufren los niños en la niñez intermedia (7-10 años) es lo que nos lleva como consecuencia a tener los adolescentes de los que nos quejamos. ¿Cómo te quejas si tú lo dejaste así, si tú lo abandonaste? Si por estar abrumado no hiciste tiempo para escucharle, abrazarle y acompañarle.

Hoy, como adulta, después de un tortuoso camino, he descubierto que cada problema emocional como la depresión, la ansiedad, los comportamientos obsesivos o repetitivos y las adicciones, han sido causadas por necesidades humanas básicas que no se llenaron en su momento y que tampoco atendí con un profesional sino con un curita. Los prolongué porque no sabía lo que hoy sé.  Desde que tengo uso de razón ir al psicólogo y al psiquiatra es wakala, es algo que solo las personas con problemas hacen. Wait, pero si yo tengo problemas ¿Por qué no voy a ir? Si tengo acné voy al dermatólogo, si me duele algo voy al médico, inclusive si quiero cuidar de mi salud física voy al nutricionista que me guíen, ¿Por qué no vamos al psicólogo? ¿Por qué pensamos que es caro? Caro es perder la vida dando tumbos, caro es nunca encontrar el valor de uno mismo, caro es estar en una relación abusiva…caro es que pensemos que las mujeres que sufren abusos están allí porque conscientemente quieren ser golpeadas.

Desde mi separación, di tumbos por aproximadamente 8 años. La relación nunca inició por amor, ni enamoramiento. Comenzó porque suplía la necesidad de ser atendida, validada, de cumplir con mi idea de cuento de hadas. Una vez se le cayó la máscara a esta persona, hubo un vacío que no supe manejar. Mi ego estaba herido y por años traté de taparlo cuando realmente era un secreto a gritos. No supe manejar que con tanta información y conocimiento quedé embarazada de una persona que no amaba, que no admiraba, con la que no me podía casar, sin seguridad alguna. Hoy entiendo que con un especialista hubiese tomado menos tiempo, hubiese sufrido menos pero probablemente gasté mucho dinero en demostrar que yo sola podía con todo, que era autosuficiente, que era bonita porque no me lo creía, que yo era la mejor mamá porque a mi hijo no le faltaba marca alguna. ¡Qué errada estaba!  Cuánta gente me quiso ayudar y ahora también comprendo que yo no quería que nadie me ayudara hasta que no sucediera justo como yo quería. Aún no sucede justo lo que soñé, pero salí de ese hoyo negro que me tenía en un vida infeliz y mediocre. Hoy ya no me abruma el mundo, puedo aceptar mi realidad y buscar mejorarla en lugar de taparla con pretensiones.  Soy una mujer joven, llena de paz y alegría, madre de un preadolescente, que ha cumplido con todo lo que se ha propuesto y tiene la energía de seguir soñando.

Entonces sí, después de anoche entendí la diferencia entre autoestima y empoderamiento, entendí que hay muchas palabras de aliento que pueden lastimar a alguien que genuinamente necesita ayuda psicológica.  Recordé la responsabilidad que tengo hoy como madre, de respetar, validar y educar a mi hijo en el amor; no en el amor romántico sino en el amor desprendido, así como a cuidarse de esos vínculos y relaciones que no son sanas.  Aprendí el valor de decir, necesito ayuda por favor escúchame. Sentí el valor de sentir que pertenecemos a una familia, a una tribu, una comunidad.

Anoche aprendí…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *